_ _ _

 

SENER amplía su negocio en Brasil  No.45 /Tecnología

 

SENER amplía su negocio en Brasil  No.45 /Tecnología

La gestión de la innovación en SENER

Planta de tecnología de torre Gemasolar (Sevilla, España)

Planta de tecnología de torre Gemasolar (Sevilla, España)

La innovación es uno de los valores corporativos de SENER, junto con el compromiso con la calidad y la independencia.

SENER tiene su base en una cultura organizativa que contempla el papel de la innovación como un elemento competitivo. De este modo, se convierten en objetivos estratégicos para la compañía el aumento continuo de la competitividad, la mejora de la capacidad de respuesta al cambio, la anticipación a las necesidades del mercado y el mantenimiento de una actitud proactiva. Por este motivo, para SENER es relevante la ejecución eficaz de las actividades de I+D+i, que se fomentan como actividades inherentes en toda la empresa y no mediante un exclusivo departamento dedicado a esta tarea.

En este sentido, SENER dispone de un Sistema de Gestión de I+D+i (SGIDi) al que pertenecen un comité de I+D+i y los Premios a la Innovación que la empresa organiza de forma anual para reconocer y fomentar una cultura innovadora dentro de la organización. También destacan, dentro de este sistema, la definición de procesos asociados a la Innovación, así como las colaboraciones internas y externas. Por último, dentro del SGIDi, es especialmente relevante la protección de resultados del proceso de innovación mediante patente, secreto industrial, adelantamiento a las tendencias, alto grado de renovación, incorporación de tecnología compleja, etcétera.

Todos estos aspectos, a su vez, son impulsados por diversos factores internos y externos. En primer lugar, existe un fuerte compromiso de la Dirección General de SENER con la Innovación, desde donde nace el Plan Estratégico de I+D+i. Además, en cuanto a la ejecución de aquella, es clave para la compañía la formación de las personas involucradas en el proceso.

Por otro lado, existen factores externos que potencian la gestión de la innovación, como la certificación conforme a la normativa española UNE 166002 ‘Requisitos del sistema de gestión de I+D+i’, obtenida por la empresa en el año 2010 y que se mantiene a día de hoy.

El comité de I+D+i

Es el máximo órgano director de I+D+i. Está formado por representantes de la Dirección y su misión consiste en fomentar y canalizar las iniciativas de I+D+i que brotan desde las cuatro Unidades de Negocio de SENER (market pull) y desde las Divisiones (technology push). Además, el comité de I+D+i asegura la alineación de las actividades de innovación con las directrices de SENER definidas en el Plan Estratégico.

Dentro de esta labor, son también su responsabilidad la evaluación y aprobación de las nuevas propuestas de desarrollos de Departamento y de División, así como el análisis de la cartera de desarrollos en curso para la decisión sobre la continuación de su ejecución siguiendo el proceso de innovación que se describe más adelante.

La definición y análisis de los indicadores de Innovación son otras tareas destacables dentro de las actividades del comité de I+D+i, puesto que implican disponer de una potente herramienta para el control y mejora de la ejecución de la innovación en la empresa.

Por último, el comité de I+D+i se encarga de elegir y conceder anualmente los Premios internos a la Innovación. El objeto de estos galardones es fomentar la motivación de las personas o grupos de trabajo de la empresa, incentivando la innovación con una dotación económica, en recompensa al esfuerzo. Los beneficiarios de estos reconocimientos son personas que realizan innovaciones importantes en forma de nuevos productos, nuevos servicios o mejoras de estos. Estas innovaciones deberán contribuir claramente a los resultados económicos de la empresa, a la contratación o, al menos, a sus expectativas.

Clasificación de las actividades de I+D+i y su financiación

El esfuerzo de ingeniería dedicado a trabajos de Innovación se realiza tanto en desarrollos internos, donde SENER lleva a cabo una inversión propia en I+D+i, como en la implementación de soluciones innovadoras en proyectos contratados por clientes u organizaciones externas que recurren a SENER para desarrollar nuevos productos o aplicaciones. Un ejemplo claro de esto son los proyectos espaciales que se contratan con financiación de la Agencia Espacial Europea (ESA) y que, en muchos casos, permiten a SENER desarrollar conceptos y sistemas en el límite del estado del arte e implementar capacidades que, posteriormente, puedan ser aplicadas en otros campos de actividad de la compañía.

En esta línea, SENER asigna de forma anual un presupuesto para desarrollos internos, cuya cartera asciende a más de 150 trabajos propios, correspondientes a las cuatro Unidades Estratégicas de Negocio de la compañía (Aeroespacial, Infraestructuras y Transporte, Energía y Procesos y Naval) y a las dos Direcciones Generales de Ingeniería (Ingeniería Civil, Industrial y Naval; e Ingeniería Aeroespacial y Sistemas).

Cada vez es más frecuente que estos desarrollos aprovechen las capacidades multidisciplinares de SENER cruzando tecnologías y mercados. Un ejemplo de esto lo encontramos en el sistema BLOCKSAT de localización por satélite junto con sistemas inerciales de aplicación ferroviaria, proyectos iniciados en la Unidad de Negocio Aeroespacial y aplicados más tarde por la Unidad de Negocio Infraestructuras y Transporte. Otra muestra sería el sistema de propulsión independiente del aire (AIP en sus siglas inglesas) para submarinos, promovido por el Departamento de Defensa pero que reutiliza los conocimientos y experiencia de las Secciones de Proceso de la División Industrial y Naval.

En algunos casos, como el de la nueva área de negocio de Salud, HealthCare Technology, la innovación reside en su misma esencia mediante el desarrollo de productos como el sistema AUTOPLAK donde se ha aplicado, por primera vez el proceso de Innovación stage-gate.

Además de los presupuestos anuales, SENER también recurre tanto a financiaciones externas de carácter europeo, el Séptimo Programa Marco de la Comisión Europea, o la iniciativa Clean Sky; como a nacionales, entre ellos, el antiguo Ministerio de Ciencia e Innovación y actual Ministerio de Economía y Competitividad, o el Centro español de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI); o a ayudas regionales, del Gobierno Vasco o la Generalitat de Cataluña, en tanto en cuanto los desarrollos de SENER encajan con dichas iniciativas.

Adicionalmente, en función de los objetivos que se pretende lograr, estas innovaciones se clasifican en desarrollos de producto/servicio (de Departamento) y en desarrollos de capacitación/mejora (de División). Los resultados de los primeros consisten en nuevos o mejores productos, tecnologías o servicios para su industrialización o comercialización, mientras que los segundos se corresponden con nuevos o mejores procedimientos, procesos, modelos y metodologías de trabajo, así como creación de conocimiento, para la ejecución de actividades y prestación de servicios de ingeniería.

Proceso de innovación stage-gate para producto/servicio

Los desarrollos de producto/servicio de SENER se ejecutan dentro de un modelo de proceso de Innovación denominado stage-gate, orientado a negocio y dividido en distintas fases.

Según el esquema de este proceso, estos desarrollos tienen tres etapas previstas (stages) con aprobaciones intermedias (gates): una primera fase denominada estudio de evaluación, una segunda denominada estudio de viabilidad y una tercera fase que recibe el nombre de diseño, verificación y/o producción.

Por su parte, para los desarrollos de servicio están previstas dos etapas: una primera fase designada al estudio de evaluación, seguida de la fase de implementación.

La documentación requerida que dará paso a la última fase

(contrato programa), mucho más exigente que las fases anteriores, contiene, entre otros puntos, un estudio de mercado, un plan de ejecución del proyecto, un plan comercial, un plan de marketing, un plan financiero, así como un análisis de riesgos y oportunidades.

Finalmente, los desarrollos de producto/servicio que llegan a alcanzar la última fase se convierten en desarrollos estratégicos.

A pesar de presentarse el proceso de innovación de forma lineal, este pretende ser flexible especialmente en las primeras fases, donde debe tener lugar el mayor porcentaje de incertidumbre, complejidad y fallo. Es en esos primeros pasos donde deben resolverse la mayor parte de los problemas y dificultades, para llegar a la obtención de un proyecto exitoso o, por el contrario, poder abandonar un desarrollo a tiempo.

 

Galería

 
Parasol desplegable del satélite GaiaAstillero Babcock, usuario del Sistema FORAN de SENEREstación intermodal Sidi Maarouf en Orán

Copyright SENER 2013