_ _ _

 

SENER amplía su presencia en México  No.44 /Tecnología

 

SENER amplía su presencia en México  No.44 /Tecnología

Participación en el Curiosity

La tecnología de SENER llega a Marte

© NASA 2012 El rover Curiosity en Marte

© NASA 2012 El rover Curiosity en Marte

SENER ha participado en la misión Mars Science Laboratory, como parte de un acuerdo de colaboración tecnológica entre el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). En concreto, la empresa ha suministrado el mecanismo de apunte de la antena de alta ganancia que permite la comunicación bidireccional directa entre el vehículo explorador Curiosity y las estaciones de seguimiento en la Tierra. La función principal de la antena es transmitir puntualmente al Curiosity las órdenes con el plan de trabajo diario y, gracias a la precisión del mecanismo suministrado por SENER, esta actividad se ha llevado a cabo con excelentes resultados en los primeros meses de la misión marciana.

El mecanismo de apunte de la antena de alta ganancia constituye el primer equipo de SENER en operación en un astro distinto de la Tierra, lo que supone un nuevo hito en la historia de la empresa en el sector espacial.

EL MECANISMO DE APUNTE PRUEBA SU EFICIENCIA

Tras el exitoso aterrizaje del rover en la superficie de Marte, el pasado 6 de agosto y tras ocho meses de vuelo, desde el JPL en Pasadena (California) se fueron encendiendo y poniendo a punto los diferentes equipos e instrumentos a bordo. Una de estas actividades de puesta a punto consiste en determinar la ubicación exacta del vehículo, que es fundamental para orientar adecuadamente la antena de alta ganancia hacia la Tierra. Esta operación se realizó el día 8 de agosto con éxito y desde entonces la comunicación de banda ancha con la Tierra se realiza con toda normalidad.

En estos primeros meses, la antena ha comunicado diariamente al rover con el centro del control, informando al equipo técnico de las actividades que está llevando a cabo el Curiosity. El papel de la antena es crucial para supervisar el empleo de los instrumentos científicos embarcados para la exploración. El rover ha comenzado su actividad en una zona del planeta conocida como Glenelg, donde está tomando las primeras muestras geológicas.

UNA ANTENA CON PLENA AUTONOMÍA

El mecanismo de SENER permite que, por primera vez, un rover sea capaz de situarse de manera autónoma con su propia antena, sin necesidad de que el vehículo mueva toda su estructura para apuntar a la Tierra, con el consiguiente gasto de energía que esto conlleva. La antena se comunica directamente con las estaciones de espacio profundo de la NASA, en Pasadena, Canberra (Australia) y Robledo de Chavela, en Madrid, con una diferencia de sólo 13,8 minutos, con lo que la información transmitida desde Marte se aproxima más que nunca al tiempo real.

El mecanismo de apunte tiene dos grados de libertad, elevación sobre azimut, y va integrado sobre la plataforma del vehículo, desde donde posibilita el apuntamiento preciso de la antena hacia la Tierra. Cada grado de libertad se mueve independientemente mediante un actuador para conseguir las velocidades y precisiones requeridas. SENER también ha diseñado los sistemas de sujeción y despliegue de la antena, que funcionaron perfectamente tras el aterrizaje del Curiosity.

RETOS TECNOLÓGICOS

Los principales retos tecnológicos que ha tenido que afrontar el equipo de ingenieros de SENER han venido derivados de las condiciones particulares de la atmósfera marciana: en primer lugar, el amplio rango de temperaturas a las que se ve sometido el rover, y por tanto todos sus equipos e instrumentos, que oscila entre los 50 ºC

y los -130 ºC; en segundo lugar, la existencia permanente de un fino polvo en suspensión, un fenómeno que se agrava durante las famosas tormentas marcianas, lo que ha obligado a tener un especial cuidado en el diseño de los sellados y la lubricación del mecanismo; por último, los requisitos de fiabilidad durante toda la misión, pues el rover está diseñado para funcionar por un plazo mínimo de 2 años, pero la experiencia demuestra que estas misiones suelen alargarse en el tiempo.

Otro de los retos que tuvo que afrontar el equipo de SENER en este proyecto fue el propio aterrizaje del rover Curiosity, en esos ‘siete minutos de terror’ tal y como los denominó la propia NASA. Para garantizar la integridad del mecanismo de apunte durante las fuertes sacudidas a las que se vio sometido el vehículo en el descenso a la atmósfera marciana, SENER ideó un sistema de sujeción que únicamente empleaba un tornillo roscado en una tuerca, de manera que, una vez en suelo marciano, un sistema pirotécnico logró explosionar el tornillo de sujeción con gran fiabilidad y el mecanismo de apunte pudo desplegarse exitosamente para comenzar su operación, tal y como estaba previsto.

El éxito de esta misión es un paso más en la historia de Espacio de SENER, donde la empresa se ha convertido en un referente mundial, con más de 208 equipos embarcados hasta la fecha en 48 satélites o vehículos espaciales - de la agencia espacial estadounidense NASA, la agencia espacial europea ESA, la agencia espacial japonesa JAXA o la agencia espacial federal rusa Roscosmos - sin fallo alguno registrado.

 

Galería

 
© NASA 2012  SENER ha aportado la antena de alta ganancia que comunica al rover en Marte con  la Tierra© NASA 2012  Mecanismo de apunte de la antena de alta ganancia del Curiosity

Copyright SENER 2012